¿Cuál es tu siguiente desafío épico?

Llegó la hora de poner en práctica lo aprendido, lo logrado, lo sufrido y lo llorado. Nos pusimos a prueba, competimos con nosotros mismos, descubrimos con conciencia y constancia que los límites están en donde cada quién logre llevarlos. ¿Cuál es tu siguiente reto épico?