El pasado 22 de febrero se realizó el segundo entrenamiento de preparación rumbo a Desde Cero Challenge 2020. Fue un pequeño reto en sí mismo que dejó claro el nivel que se necesitará para llegar al glaciar de Jamapa en unas semanas.

El punto de encuentro fue BAIC del Valle, patrocinadores del evento, quienes facilitaron la logística para transportar a los participantes al comienzo de la rodada, en el km. 62.5 de la carretera 115D a Cuautla.

En punto de las 7:50hrs comenzó el entrenamiento que cubriría un total de 60 kilómetros y un desnivel acumulado de 2,300 metros. Fueron 12 kilómetros de carretera federal seguidos por el acotamiento de la sección de cuota. En el km. 35 se tomó la desviación hacia Paso de Cortés para iniciar el ascenso de 23 kilómetros.

La pendiente inicial fue moderada, pero el rigor se sintió a partir del pueblo de San Pedro Nexapa, con rampas de hasta el 16% por 17 kilómetros.

El recorrido fue apoyado por una camioneta MAZDA SUV CX9, donde se transportaron los dropbags para la transición a trail running en Paso de Cortés, así como la VIGUS 3 de JMC que acompañó el trayecto como vehículo de seguridad y respaldo.

En Paso de Cortés fueron La Sportiva y Osprey quienes facilitaron el espacio a los atletas para su cambio y transición, mientras que Epic Foods otorgó el abastecimiento consistente en electrolitos, sobres de miel y crema de avellana.

El ascenso a pie se realizó por el sendero alpino, evitando así el camino donde transitan los vehículos. El objetivo fue alcanzar La Joya, a 3,900msnm, para continuar por la ruta normal hacia la zona de refugios a 4,700msnm.

Es de destacar que, a partir de este punto, cada atleta salió a la ruta a su paso y sin agrupamiento obligatorio.  La hora de corte para iniciar el descenso fueron las 13:30hrs, momento en el que todo el comité regresó a La Joya. Por supuesto, las camionetas MAZDA y VIGUS esperaban a los participantes para regresar a BAIC del Valle, donde se entregó un kit de cortesía con productos sustentables para consentir a los atletas.

La distancia total del recorrido a pie fue de 12 kilómetros, los cuales representaron 1,100 metros verticales de ascenso. Dadas las condiciones del terreno y demanda física, siendo muy similar al que encontrarán los atletas en el Pico de Orizaba para Desde Cero Challenge 2020, se recomienda el siguiente equipo:

– Bolsa de hidratación DURO 1.5 de OSPREY.

– Bastones de trekking o trail running.

– Tenis de trail running AKASHA de La Sportiva.

– Shorts, gorra para sol y rompevientos La Sportiva.

Con este segundo entrenamiento se buscó aumentar distancia y desnivel, tanto en bicicleta como a pie, así como continuar la preparación en la transición y adaptación a la altitud. Igualmente importante fue considerar a mayor detalle la importancia del equipo, la vestimenta y la alimentación.

Hector Ponce de Leon, creador del reto, consideró que los atletas que participaron en este entrenamiento han mostrado muy buena resistencia y destaca que a pesar de la dureza del recorrido el entusiasmo y la camaradería entre los challengers se mantuvo muy elevada. Se muestra confiado en que todos tienen buenas posibilidades de concluir Desde Cero 2020.

¡El reto está por comenzar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *